WHY DO I STICK TO TRADITIONAL B&W PHOTOGRAPHY?


(A view of my darkroom)

Many friends of mine, sooner or later, usually ask me the former question. So I think this topic is the most proper one to begin this blog with.

In my opinion, this is a typical case of one question and many answers. Then I’ll try to do my best.

Many of my answers are related to a ‘sentimental’ category. I like the mystical feelings of working in a darkroom. I know it could sound somehow foolish. But anyone who has known the secrets of working patiently on an image for a whole afternoon will understand it. We must point out the chemical side (when I prepare the solutions I cannot avoid the idea of being in the boundaries of alchemy!). And the red light (and the darkness sometimes). And the magic of an image forming in the tray. And the smells…

There are other answers, related to a category I can name as ‘convenience’. I discovered photography in the 90s. In those days, B&W film photography was quite common. Digital photography was then an option, not an imposition. So I started shooting with films, and I learned how to process the negatives and how to make enlargements in the darkroom. Since then, I’ve been getting comfortable with darkroom techniques. So, trying to do the same through digital media would mean learning again nearly from scratch. Also, I’ve become used to control all the process at home, from the negative to the print, at a very high level of quality. If I tried to do that at the same level by digital means I’d be ruined. Mind the list (and the money): a high-level camera Fx, a computer, a calibrated monitor, a professional printer. But I can do all the work with my present equipment: 30-40-year-old high quality mechanical cameras and manual lenses, excellent enlarging lenses, and photographic papers of a reputable brand like ILFORD are enough for me to reach the prints I aim to get.

I admit I used to have prejudices against digital photography. Fortunately, I’ve got over them. Nowdays, digital technology is quite mature. So quality is not the matter. I’m still true to traditional B&W photography because I’m completely satisfied with the quality of the prints I make in my darkroom. Changing the means to get the same results through digital way would mean a long way to master Photoshop and a huge investment in equipment. But I can do that with my technical know-how and with the hardware I own. Changing doesn’t make sense, don’t you think?

................................................................................

¿POR QUÉ SIGO FIEL A LA FOTOGRAFÍA TRADICIONAL EN BLANCO Y NEGRO'

Muchos de mis amigos, tarde o temprano, suelen formularme esta pregunta. Así que pienso que este asunto es el más apropiado para inaugurar este blog.

En mi opinión, éste es el típico caso de una pregunta de múltiples respuestas. Así que intentaré hacerlo lo mejor posible.

Muchas de mis respuestas están relacionadas con lo “sentimental”. Me gusta el aire místico del trabajo en el laboratorio. Sé que esto puede sonar ridículo. Pero quien haya conocido los secretos de trabajar pacientemente una imagen durante toda una tarde podrá entenderlo. Hay que destacar la faceta química (cuando preparo las soluciones no puedo evitar la idea de estar en las fronteras de la alquimia). Y la luz roja (y la oscuridad a veces). Y la magia de la imagen formándose en la bandeja. Y los olores…

Hay otras respuestas, relacionadas con una categoría que cabe llamar “conveniencia”. Descubrí la fotografía en los 90. En aquel tiempo, la fotografía con película en blanco y negro era bastante común. La fotografía digital era entonces una opción, no una imposición. Así que empecé a fotografiar con película, aprendí a revelar y a hacer copias. Desde entonces me he sentido cómodo con las técnicas del laboratorio. Tratar de hacer lo mismo a través de lo digital significaría aprender de nuevo casi desde cero. Además, me he acostumbrado a controlar todo el proceso en casa, desde el negativo hasta la copia final, con un nivel de calidad muy alto. Si tratara de hacer eso al mismo nivel en digital me arruinaría. Téngase en cuenta el listado (y el dinero): una cámara Fx de alto nivel, un ordenador, un monitor calibrado, una impresora profesional. Pero puedo hacer todo ese trabajo con mi equipo actual: cámaras mecánicas de alta calidad de hace 30-40 años y objetivos manuales, objetivos de ampliadora excelentes y papeles fotográficos de una marca respetable como ILFORD me son suficientes para lograr las copias que deseo.

Admito que solía tener prejuicios contra la fotografía digital. Afortunadamente, los he superado. Hoy día, la tecnología digital ha alcanzado la madurez. De modo que la calidad no es la cuestión. Sigo fiel a la fotografía en blanco y negro tradicional porque estoy completamente satisfecho con la calidad de las copias que amplío en mi laboratorio. Cambiar de medios para lograr los mismos resultados a través de lo digital significaría un largo camino hasta dominar Photoshop y una inversión considerable en equipamiento. Y, sin embargo, soy capaz de hacer todo eso con mis conocimientos prácticos y con el equipo que tengo. Cambiar no tiene sentido, ¿no les parece?

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

© 2015 by ROBERTO A. CABRERA